Hacia un nuevo liderazgo

La idea de un nuevo liderazgo se viene escuchando en el último tiempo. La deconstrucción del rol, la creación de proyectos para el bien común, el sentido del propósito.

“Estos cambios o tendencias están determinando las características de nuestro futuro como sociedad”,  señala Agustín Carrizosa, Emprendedor Social de Ashoka Paraguay, quien recientemente lanzó el libro “Gerencia para el Bien Común. De la Administración al Liderazgo Gerencial”. 

Los movimientos migratorios, desde los países pobres hacia los ricos, el cambio climático, las políticas extractivas y sus efectos sobre los recursos naturales, el problema de la falta de agua segura, el crecimiento desmesurado y desordenado de las ciudades, son solo algunos de los cambios que moldean nuestro futuro. “Y es a partir de estos desafíos, que debemos definir el estilo de gestión y liderazgo que requerimos en todos los niveles. Estas personas deberán ser personas, preparadas y capaces de encarar estos desafíos con efectividad y valentía. No será una tarea fácil, ya que demandará de personas creativas, capaces de aportar soluciones innovadoras, para llevar a buen puerto los procesos de cambio necesarios para el bien colectivo”, agrega.

El mundo está definido por el cambio, se encuentra en constante transformación. Sin embargo, hoy en día el ritmo del cambio se ha acelerado de forma exponencial modificando nuestras vidas y el entorno de forma nunca antes vista. Y estos desafíos serán resueltos por personas capaces de abordar colectivamente estos retos de forma proactiva y con valor. “Estas personas, habrán de poseer una visión sistémica y completa de la realidad, de forma a poder apreciar la interdependencia que existe entre los múltiples subsistemas que hoy conforman las redes y ecosistemas en las que interactuamos,” establece Agustín en concordancia el contenido de su libro. 

En consecuencia, estas personas tendrán que entender la necesidad de colaborar en la solución de los distintos problemas que nos afecten como sociedad, como un componente esencial de la gestión (Gestión Colaborativa), por lo cual este nuevo modelo de gestión y liderazgo deberá estar sustentado en la confianza y la reciprocidad.

“Por eso, estos ´Líderes Gerenciales para el Bien Común´ (como los denominamos en este libro), han de ser capaces de trabajar en equipo, en contextos complejos de incertidumbre e inestabilidad, mientras construyen un entorno favorable en el cual, las personas afectadas puedan alcanzar sus objetivos personales y colectivos, es decir, que tienen desarrollar un modelo de gestión orientada al ´bien común´”, concluye.